Certificado energético, una obligación a la hora de vender o alquilar una vivienda

Actualmente, el 95% de los compradores y vendedores de una vivienda, o aquellas personas que se disponen a alquilar una propiedad, conocen la existencia y obligatoriedad del Certificado Energético. Son excepcionales los casos en los que nos preguntan, y estos son mayoritariamente personas mayores y personas de nacionalidad extranjera, especialmente procedentes de Iberoamérica, menos acostumbrados a exigencias de este tipo.

Personalmente creo que se ve más como una obligación, y en algunos casos como una oportunidad más de recaudación, que como una auténtica apuesta a futuro por el medio ambiente. Sin embargo, el objetivo del ministerio de Fomento al ponerlo en marcha en 2013 fue el de homologarnos al resto de países europeos. Hay que recordar que, en España, el 50% de las viviendas no cuenta con ninguna normativa de eficiencia energética cuando en conjunto, este sector consume en nuestro país el 17% del total de la energía disponible.

El momento de ponerse al día con esta obligación:

La mayor parte de las veces, este certificado se contrata a la hora de poner el piso a la venta. Sin embargo,es importante destacar que en la publicidad de los inmuebles debe de aparecer el nivel de calidad energética de la vivienda. De lo contrario el anunciante podría incurrir en una sanción económica, y este es un detalle que desde las oficinas de Alfa Inmobiliaria debemos informar siempre a nuestros clientes.

Nuestra experiencia nos indica que el comprador en muy pocas ocasiones suele estar dispuesto a pagar más por un piso con un certificado más eficiente, la letra aún no es un elemento determinante para la compra.

Aquellos que se muestran más interesados en combinar confort con gasto de energía son aquellas personas con un muy alto nivel adquisitivo, o aquellos perfiles más vinculados con el diseño, la arquitectura, el medio ambiente, perfiles más concienciados con la necesidad de reducir nuestra huella ecológica. En definitiva un perfil de comprador muy concreto, que puede suponer menos del 5% de nuestros compradores habituales.

Cómo gestionar este certificado:

Normalmente, el vendedor acude a la agencia sin este certificado y pregunta si puede gestionarlo a través de nuestra oficina. En este caso, nosotros le proporcionamos algunas empresas que se dedican a ello.

Los precios dependen del tipo de vivienda, pero podríamos decir que oscila entre 60 euros y 150 euros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Reset password

Recover your password
A password will be e-mailed to you.
Back to